XV Convención Gnóstica en España -Mayo 2017-

 
 
 
 
 
 
 

LA CIENCIA DE LA CONCIENCIA

 

Amigos míos, la conciencia es maravillosa, pero no la hemos sabido aprovechar. Existe la CIENCIA DE LA CONCIENCIA, que es grandiosa...

Ha llegado la hora de entender, amigos míos, que mediante la Conciencia despierta es posi­ble dar el Gran Salto para caer de lleno en la Gran Realidad de la vida libre en su movimiento, más allá de esta maquinaria dualística y espantosa de la relatividad.

Es necesario entender, mis queridos amigos, que las facultades más nobles del Ser solamente pueden despertar en nosotros con la destrucción del mí mismo, del ego, es decir, pasando por la aniquilación budista...

Así, que no se desdeñe eliminar los defectos psicológicos, que no se les mire como cuestión meramente de mentecatos, que no se crea que es algo meramente sectario de tipo pseudo-religio­so o pietista.

Que se entienda, de una vez y para siempre, que esto de la eliminación de agregados psíqui­cos pertenece a la CIENCIA DE LA CONCIENCIA. Que entienda, de una vez y para siempre, que es lo más importante. Porque mientras la conciencia esté embutida entre el ego, entre los defectos: entre el odio, entre la ira, entre la envidia, entre los celos, etc., el despertar de la conciencia será algo más que imposible.

Hay una tendencia, siempre general, a subestimar esto de la eliminación de los defectos. Muchos de los que vienen a nuestras filas estudian el esoterismo gnóstico, pero subestiman, total­mente, la cuestión de la eliminación de los defectos psicológicos; les “huele” como a pseudo-reli­giosidad, como a cuestión cansona escuchada desde la infancia; no saben entender, realmente, lo que es la CIENCIA DE LA CONCIENCIA...

Amigos, no estoy invitándolos a santificaciones ni a puritanismos de ninguna especie. Estoy únicamente indicándoles el camino de la muerte mística, el camino de la aniquilación budista y de la Gran Realidad.

Amigos, en verdad quiero decirles a ustedes, en forma enfática, que ni los materialistas ni los espiritualistas, ninguno de estos dos polos de la substancia única, pueden darnos la experiencia de Lo Real. Ha llegado la hora de auto-explorarnos, de auto-conocernos, para poder saber quiénes so­mos, romper cadenas, y dar el Gran Salto en el Vacío iluminador.
¡Paz Inverencial!

V.M. Samael Aun Weor


Instituto Gnóstico de Antropología
Samael y Litelantes

Web Site: http://gnosis.es

Email: info@gnosis.es


                                                        Instituto Gnostico de Antropologia Samael y Litelantes